Hoy os proponemos otra de esas recetas de viernes noche, en las cuales utilizamos la harina como hidrato de carbono, igual que en el calzone.

Primero de todo hace falta elaborar la masa para la pita, que de hecho es lo que más trabajo nos llevará. Luego solo hay que hacer un salteado con verduritas y carne de ternera: en una paella con un poco de aceite de oliva saltear el calabacín, la col kale, los champiñones, la cebolla y el puerro; una vez empiecen a estar al punto añadir la carne picada de ternera y seguir salteando.

Pan de pita

Ingredientes:

  • 400 g de harina normal
  • 100 g de harina integral
  • 10 g de sal
  • 50 g de miel
  • 5 g de levadura
  • 300 g de agua
  • 30 g de aceite de oliva

NOTA: debes escoger harinas con poca proteína, de 6 a 9 g/100 g sería lo correcto.

Elaboración:

Mezclar la levadura, el agua y la harina, quedará una masa líquida; la dejamos reposar 15 minutos hasta que aparezcan burbujas y luego añadimos el aceite, la miel y la sal, y volvemos a mezclar de nuevo; a partir de aquí añadimos la harina y amasamos bien durante 7 a 10 minutos, la masa no debe quedar pegajosa; dejamos reposar la masa durante 2 horas, en las cuales debe doblar de medida.

Luego cortamos la masa en 8 bolas iguales, las tapamos y las dejamos reposar durante 30 minutos, después extendemos la masa y la dejamos reposar 5 minutos más antes de cocinar.

Podemos cocinar en una paella o bien al horno. Si lo hacemos en el horno debe estar muy caliente (200 grados), y la base donde pongamos la pita debe estar muy caliente.

Observaciones:

Aunque las proporciones parezcan mucha cantidad para hacer pitas hazlo de esta manera, verás como los niños acaban comiendo dos cada uno; en total sale una masa de 965 g que puede variar en función del tipo de harina (algunas absorven más agua). No añadais más agua pero sí es posible que debais añadir más harina por este efecto que os decía en función de si la harina lleva más o menos proteína; las 8 bolas deben ser de unos 120 g cada una.