Las manitas de cerdo son un alimento no demasiado calórico (unas 140 kcal/100 g) y está formado por proteínas y grasas. La proteína más importante es el colágeno, del cual la manita de cerdo contiene mucho. Esta proteína le da la textura blanda y con cierta viscosidad.

La pregunta de muchos pacientes es si los pueden incorporar a su dieta. Evidentemente sí, pero en poca cantidad (1/2 manita puede ser suficiente) y en platos poco calóricos, como pueden ser verduras crudas o cocinadas. Evitar los platos guisados o fritos o las manitas rellenas. Es un alimento muy saciante, el colágeno cuesta de digerir y da sensación de saciedad.

Una manera fácil y rápida de cocinar unas manitas de cerdo es a baja temperatura. Deberemos pedir al charcutero que los parta por la mitad, ya que nos resultará más fácil para finalizar la cocción o para deshuesar, si es el caso. En casa los deberemos limpiar de nuevo y simplemente los envasaremos al vacío con pimienta, sal, laurel y canela en rama.

Lo cocinaremos a 80 grados durante 16 horas con el aparato Sous Vide o de cocina al vacío que tengamos. Una vez cocinadas las podremos acabar como queramos: guisadas con setas, a la plancha, simplemente deshuesadas y al plato o como queramos. Yo he puesto canela, que les da muchísimo sabor pero vosotras podéis decidir las especias que le vais a añadir. Muchas veces no se añade nada para no alterar el sabor.

¡A disfrutarlos!