Julio, ¡Mes caluroso por excelencia! Recordad que hace falta hidratarse muy bien y de manera constante a lo largo de todo el día. Una buena manera también es añadir frutas jugosas de la temporada como lo son la sandía, el melón, los melocotones de viña, la nectarina o las peras limoneras. Las sopas frías de verano son una buena solución: gazpachos y otras sopas frías.

Tenemos pepinos, calabacines, tomates, zanahorias, cebolla tierna, judías tiernas, guisantes, tirabeques, ajos tiernos, apio, rabanitos, berenjenas y pimientos verdes, amarillos o rojos.

Las moras, frambuesas o arándanos también son de temporada, aunque las moras estan en su punto máximo en agosto. Es la época de la pera limonera, que deberíamos consumir cuando empieza a estar amarilla.

No nos olvidemos de los pescados, moluscos y cefalópodos: gambas y cigalas, sepia, calamar, sardina, anchoa, merluza o rape.

Disfrutemos del verano, disfrutemos del sol y de sus produtos únicos. Consumamos producto de temporada y proximidad, es la mejor manera de ayudar a nuestros agricultores.