Aunque esté siendo un año complicado seguiremos celebrándolo alrededor de una mesa. Quizá seremos menos comensales, pero volveremos a estar rodeados de alimentos, casi siempre más calóricos, y también con raciones mucho mayores de lo normal.

Desde CeNDieF te queremos dar 10 consejos para celebrar las Fiestas:

  1. Disfruta de los platos tradicionales, sin duda son los mejores días para hacerlo: escudella de Navidad, pollo a la cazuela, pato al horno y otros alimentos de nuestra tradición.
  2. Hay que cocinar y elaborar los platos de manera razonable, evitando que sobren alimentos que después consumiremos durante varios días.
  3. Debemos ponernos raciones razonables y cuando lleguemos a los postres debemos comer de todo pero también razonablemente, sin abusar.
  4. El aperitivo debe ser ligero, priorizando alimentos frescos, poco procesados: tomates rellenos, espárragos, hummus de colores, etc.
  5. Se debe comer poco, con tranquilidad, saboreando y masticando bien. La digestión es la clave, sobre todo de cara a las cenas de Navidad y Fin de Año.
  6. Cuidado con las bebidas con alcohol, siempre será mejor el de baja graduación, como el vino blanco, negro o la cerveza. Empieza sirviendo el agua y continua con el vino o el cava.
  7. Después de comer sal a pasear un rato, camina o ve en bici y actívate. Activarás el metabolismo, drenarás toxinas y agua estancada después de tantas horas sentado.
  8. Los postres basados solo en alimentos ricos en azúcares (turrones, mazapanes, etc) habría que consumirlos después de comer una macedonia o bien un bol de fruta fresca.
  9. Acaba la comida bebiendo agua, es muy importante drenar sustancias tóxicas que se puedan haber acumulado.
  10. Si es una comida y no tienes ganas de cenar no lo hagas, evita seguir comiendo en exceso y por encima de tus posibilidades.

Fotografía: Jed Owen @jediahowen Unsplash, https://unsplash.com/photos/O4wSmNb6w18