Marzo se acerca con cambios, el buen tiempo nos va introduciendo en la primavera con nuevos productos y cocciones. Poco a poco nos vamos despidiendo de alimentos de invierno como la alcachofa el nabo, la chirivía, el apio o las coles. También vamos dejando de consumir caldos y sopas e introducimos más ensaladas y productos crudos.

Hortalizas como las acelgas, escarola, espinacas, coliflor, brécol y otras aguantaran pero nos van llegando cada vez más calabacines, rábanos, tomates o puerros ya más de temporada, aunque vamos a dejar claro que son productos donde su temporada «real» es el verano.

Seguimos con las frutas, donde también granadas y mandarinas van aflojando y tenemos naranjas, pomelos, kiwis, peras y manzanas de buena calidad. Es también un buen momento para los mangos, piñas y papayas, frutas más tropicales.

En los pescados la estrella es el bacalao, obviamente muy vinculado a la Semana Santa. También el gallo, un pescado plano de temporada corta, y la lubina, que podemos disfrutar al horno.

Debemos animarnos a consumir alimentos frescos y de temporada, de proximidad si es posible.