Hoy en el mercado he visto erizos de mar, y me he sorprendido. Quizá hacía demasiado tiempo que no los veía, quizá porque hace una eternidad que no los como. La última vez fue en la Taberna Kuo (Barcelona) en formato tartar de erizo de mar: ¡EXQUISITO!

El erizo de mar es un marisco muy preciado y selecto, exquisito y de intenso sabor marino. Se consume crudo, sin tratar demasiado, con pocos condimentos, pero se pueden hacer cremas que después se devuelven al caparazón del erizo: crema de erizos de mar al cava.

Como os podéis imaginar es extraordinariamente rico en minerales, principalmente hierro y zinc, también sodio, buenas proteínas y también yodo.

Quien quiera consumir que se de prisa, ¡La temporada se acaba!

Fotografía: archivo de Jordi Sarola