Septiembre es un mes donde encontramos casi todos los productos del verano más algunos del otoño o finales de verano como los higos o las uvas y las primeras mandarinas de la temporada, casi con frutas de invierno.

Encontramos pimientos, berenjenas, judías verdes, tomates de todo tipo, calabacín, pepino, cebollas, puerros, zanahorias y también remolachas. En relación a las frutas encontramos higos, uvas, moras, frambuesas, manzanas, peras, melón, sandía, también melocotones y nectarinas, y ya las primeras mandarinas, verdes y ácidas. También es el mes de los higos chumbos, tan complejos, diferentes, y yo diría que poco conocidos.

Día a día irán desapareciendo las frutas y hortalizas más estivales, dependiendo de la llegada de los primeros fríos y lluvias intensas. A septiembre se lo considera la quinta estación, por ser un mes de transición estacional tan y tan complejo.

Y ya sabéis, consumid alimentos de proximidad, id a los mercados o pedid a los productores locales que os traigan el cesto a casa, hagamos país, hagamos proximidad.

Fotografía: archivo de Jordi Sarola (Mercado de la Boquería).