La granada es una fruta que en antiguo Egipto representaba el poder, el amor y la abundancia. Es un alimento realmente muy de temporada, la encontramos ahora, en otoño, y va desapareciendo poco a poco a medida que avanza el invierno.

Considerada por nuestra sociedad como un superalimento por su contenido en vitaminas (A, grupo B y C), minerales (magnesio y calcio) y fitonutrientes (carotenoides, polifenoles y antocianos), la podemos consumir de postres como cualquier fruta o bien añadir a otras preparaciones, como las ensaladas, batidos, zumos, etc.

Ensalada de frutas frescas

Ingredientes:

8 tomates cherry de diversos colores

8 granos de uva roja

4 higos

1 puñado de canónigos

1/2 puñado de rúcula

1/2 puñado de granos de granada

1 cucharada sopera de pipas de girasol crudas

Aceite de oliva virgen extra

Vinagre de Módena

Elaboración:

Primero es necesario limpiar las frutas y laminarlas; cortar los higos en 4 cuartos; y los tomates por la mitad. Mezclad los canónigos con la rúcula, los granos de granada y los de uva roja; y distribuid el resto de frutas laminadas y cortadas sobre esta base. Al final el aceite de oliva, el vinagre y las pipas de girasol crudas.

¡Disfrutad!

Fotografía: archivo de Jordi Sarola (Mercado de la Boquería, Barcelona)