San José marca el inicio de la temporada de la colmenilla. De niño, este mes iniciava la “cacería” de la colmenilla entre bosques de encinas. Es la seta de primavera por excelencia, delicioso pero también buscado y caro.

Como el resto de setas es muy poco calórico, contiene abundante fibra y es rico en minerales y oligoelementos o elementos traza, aquellos que necesitamos en cantidades minúsculas pero son absolutamente necesarios para la salud.

Gastronómicamente son apreciadas por su característico sabor, se pueden comprar frescas de temporada o bien secas.

Fotografía: propiedad de Jordi Sarola (Mercado de la Boquería)