Seguramente el calabacín es la hortaliza más agradecida del huerto, abonada y regada se pueden cosechar calabacines todo el verano a montones.

De crecimiento rápido, el calabacín tiene muchas variedades y colores, aporta muchos nutrientes y pocas calorías. Puede ser una planta rastrera de aspecto arbustivo, en función de la variedad. Pero es cierto que encontramos calabacines arbustivos que no se extienden de manera rastrera y otros que se parecen a las calabazas (Cucurbita pepo) en relación a la extensión (rastrera).

Calabacines largos verde oscuro, verde claro, verdes rayados, amarillos, los calabacines redondos (también de todos colores), abombados y muchas variedades más. Pueden variar el sabor en función del color, los más verdes pueden llegar a tener un sabor mucho más fuerte y potente que los claros. Es importante comprar este producto firme y tierno, que es cuando estará en sus condiciones óptimas a nivel nutricional, sin pérdida de nutrientes.

Nosotros este año hemos sembrado calabacines largos verde oscuro (de mata o arbustivos), verde oscuro de mata rastrera, verde claro, amarillo abombado y redondo amarillo. Ahora estan en su máxima producción, dando frutos a diario.

Fotografía: Jordi Sarola (Mercat de la Boqueria, Barcelona)